lunes, 8 de septiembre de 2008

Un fin de semana espectacular.

Eso supongo que ha sido el mio. Un fin de semana único, de esos que no puedes repetir porque nunca se dan juntos de nuevo todos los elementos que lo hacen posible. Este pasado, que se iniciaba envueltos aquí en mi tierra en un clásico vendaval agorero del invierno (en mi tierra no hay otoño) y con boda de compromiso en sábado se convirtió por arte de varias visitas gastronómicas y la compañía en un estupendo par de días de sol y periplo galaico.

Comenzamos durmiendo en A Coruña y por lo tanto pudiendo acudir a una recomendación de Manuel Foucellas (Pantagruel, supongo) en la linea económica pero con carácter. El Bistrot Ratatouille (Emilia Pardo Bazan,25. A Coruña) es un sitio distinto con una fachada demasiado similar a las demás. Dentro nos encontramos un local ruidoso y bullicioso pero ordenado, sin demasiados humos (no note si se fumaba, buena señal) y donde la sorpresa esta en la cocina.


Primero de nada la carta de vinos, con alguna muy valiente para el mercado local, referencia francesa (Chateau du Carles un Fronsac respetable) y uno de mis favoritos de la Ribeira Sacra el Priscillus en este caso de 2007. En el menú nos decidimos por dos entrantes para compartir, unos pimientos rellenos de gambas y setas, maravillosos, y unas empanadillas rellenas con queso Brie y nueces, también muy buenas. En los segundos miramos a las carnes de la casa y nos decidimos yo por el solomillo de pato y Mari por el de 250 gramos de ternera. En los dos casos el puntos estaba logradisimo y la cosa, con botella de vino e infusiones (no cabían los postres porque las cantidades fueron muy abundantes) se fue a los 63 euros únicamente. Estupendo lugar y buen servicio, sin estridencias.


Del viernes saltamos a este domingo, boda en medio, que comenzó con un desayuno de chocolate con churros en un clásico coruñés, el "Bonilla a la vista" también freiduría de patatas con gran tradición en la villa Herculina. Por azares del destino acabamos al mediodía en Padrón y es aquí donde Mari me recuerda que "aun no hemos ido al sitio este del Carrusel Deportivo" y recuerdo... Rial.
Para los que seáis oyentes del este programa de la Cadena SER los fines de semana sabréis que una de las peculiaridades es la insistencia de alguno de los que en el hablan por esta pulpería, un clásico en Padrón y comarca.


Y en este lugar es donde me encuentro con esta foto, hecha ya por cierto con mi nueva cámara, de la tapa de pulpo perfecta. En su punto de cocción, de sabor, con su autentico aceite de calidad, blando sin abusar y sabroso al extremo. Esto lo acompañamos con unos chipirones (a seis euros la ración) y unos pimientos (salir de Padrón sin probarlos era motivo de excomunión). Con aguas y pan se fue a los 30 euros.

Un fin de semana espectacular. No merece muchos mas comentarios.

5 comentarios:

Guaje dijo...

¡Hola Don Jose Luis!

Pues es verdad que te has pegado un fin de semana de bandera.

Lo primero decirte que por lo que has escrito hoy en mi blog sobre el vino, si le hablas igual a tu mujer, que al vino colorao, la tienes enamoradita. Joder! Qué bien, qué bonito!!

Felicitarte también por subirte al carro de las nuevas tecnologías. Soy el único que sigue sacando fotos con el móvil en el mundo mundial. ¡HASTA LOS CHINOS HACE AÑOS QUE LO HACEN CON CÁMARA!
Si le saco yo una foto a ese maravilloso pulpo con mi móvil parecería un calamar.

Bueno, pues eso. Que si este comentario lo lee el dueño de la POLAROID que me mande una digital reflex de esas que te sacan hasta guapo.

Un abrazo a Don Jose Luis y señora.

compangu dijo...

Entro por primera vez en tu blog (estate seguro que no será la última), y el motivo es para felicitarte aquí, en "tu casa" (aunque también lo hice allí) por el magnífico comentario que dejaste en el blog del Guaje sobre cómo hay que acercarse al mundo de los vinos. No se puede decir tanto, tan bien, y de manera tan sencilla.

Ah! Y a ver si convencemos entre los dos al Guaje pa que utilice el movil únicamente para llamar y se agencie una cámara. ¡¡¡Guaje, fíjate en ese pulpo, qué bien luce!!!

Jose luis Louzan dijo...

jajaja. Lo mejor es eso de que con tu movil este pulpo parecería un calamar... y con el mio en su tinta ademas.

Como dice Compagu hay ahora unas camaras estupendas a unos precios de miedo, como esta Panasonic que me he comprado, pequeña, compacta, mas pequeña que la PDA y con una optica Leica de esas famosas.

Bueno pues 159 euracos que ha costado, con su tarjeta de memoria de dos gigas de regalo y otra batería suplente.

Y unas fotos que saca la puñetera (la de en medio es de la Rua do Franco en Compostela del mismo Domingo)...

¡¡Guaje, por Dioxxx, comprate una chavalote que la merluza parecen torrijas , ahhy que doloooooo!!!

Guaje dijo...

COMPANGU & JOSE LUIS

Compangu va a terminar por cerrarme el blog o porque me compre una cámara. Con la crisis que hay y obligandome al consumismo innecesario. Pues menudo cariño le tengo yo a mi móvil ladrillo.

Vamos a ver. Si yo estoy convencido, el gasto es asumible, y soportaría cargar con ella. El problema viene que es mucho más indiscreta, y no es lo mismo. A mi me gusta sacar muchas afotos a todo, y me va a resultar eso, incomodo. Todavía se nos mira con ojos de "Chino" cuando nos ven los camareros y las mesas contiguas sacando fotos a.."comida". Mucha gente se queda paralizada y detenida en el tiempo con la mirada fija en uno. ¡Coño, que azustan!

COMPANGU

Me alegra un montón que se le valore a JOSE LUIS, y más en su casa, que es donde hay que hacerlo, el don que tiene para saber hacer sencillo lo difícil.

Congratulations Teacher!!

Jose luis Louzan dijo...

"Teacher" no era una ministra britanica? Ah no, esa era Thacher... innhchh

Guaje esta es tan pequeña que ni se enteran, parece un movil y para cuando se dan cuenta ya ni estas en el local... ademas tu no las usas para ser excesivamente critico con los sitios así que...