lunes, 22 de septiembre de 2008

Don Chuleton. Burela. Lugo

De este local me dio noticia Tony (gracias Tony) y este fin de semana, coincidiendo con una visita a esta zona de Galicia que no conocía hemos acudido a cenar el sábado a este templo de la brasa, el ascua y las carnes y pescados bien hechos sobre ellas.


La cosa se sustancio como digo el pasado sábado, eramos cuatro, y eran las diez de la noche. En principio nada de reservas a esta hora porque a partir de determinado momento todo el personal del local esta dedicado sola y exclusivamente a servir, y eso impide vigilar que se cumplan unas reservas. Eso al menos es lo que a mi me pareció. Como suponíamos cierta "potencia" en los platos principales y el asunto era cena y no comida, decidimos unos entrantes mas bien ligeros, que se quedaron en un correcto plato de jamón ibérico y unos percebes buenos (dicho esto, yo vivo a escasos treinta minutos del mejor percebe del mundo, el de O Roncudo).

Para los principales carne y pescado. El pescado, para dos, Bacalao a la brasa, genial, con su punto de sal mas que adecuado, y un efecto tostado/jugoso que encanto a todos, sobre todo a los que lo pidieron.

Para mi amiga Car fueron costillitas de cordero, buen aspecto y buen sabor al parecer, y para un servidor Entrecot de Buey.

En este caso diré que pocas cosas he comido de este tipo de carne tan bien hechas. Jugosa, consistente, sabrosa y bien cocinada por dentro y por fuera.

Para beber me decidí, esto es lo malo, por lo poco salvable de la carta, en este caso un Viña Alberdi de 2001 Selección Especial que acompaño la cena sin escándalos.
Con postre para dos (tarta de queso de la casa bastante buena), agua, cafés e infusiones, el asunto fue muy barato, así dicho, con 138 euros (34 por cabeza) en total.

Una buena visita a un buen lugar con buen producto. El local totalmente repleto a las once, ni una mesa libre. Nosotros íbamos a lo que íbamos, a la brasa valla, pero la carta ofrecía otras opciones que eran del gusto del personal, como el arroz con bogavante. Ahora bien, el rey del menú era el bacalao. Importante detalle para los tiquismiquis de los humos, los extractores situados sobre cada una de las mesas en uno de los comedores (tiene dos). En el otro aire acondicionado y algunos humos, pero nada insoportable. Una muy buena opción en la localidad, céntrico y con aparcamientos abundantes.

Hubo mas visitas, pero esas las abordare el miércoles.

5 comentarios:

Manu dijo...

José Luis, por fin es más sencillo participar en tu blog, hace tiempo que te leo e incluso intenté escribir alguna vez, pero no fui capaz con eso de copiar las letritas.

Estupenda cena la que nos detallas, pero a mi (cuestión de gustos) la que me llamó la atención fue la comida de Fisterra con las quisquillas (camarones) y el arroz con bogavante(¡vaya fotos!). Estupenda también la fotografía del aterdecer que las acompañaba.

Seguiré participando por aquí, aprendiendo mucho de vinos y atento a las propuestas que nos comentas de la tierra vecina, que a mi me gusta mucho, y de vez en cuando hago alguna escapada.

Un saludo, y hasta el viernes.

Jose luis Louzan dijo...

Gracias Manu. Yo soy mas carnivoro que pisciboro y por eso tal vez se me nota mas animo y mas felicidad cuando hablo de sitios de carne que de marisco y pescado.

Ahora bien, Casa Manolo es un clásico de los mas grandes de por aqui...

Tony dijo...

Me alegro que te haya gustado Jose Luis, para mí es uno de los mejores sitios de la zona, y sin duda el mejor de Burela.

A ver si un día quedamos y vamos los dos juntos y tenemos una charla con Pepe (el parrillero), sabe lo que no está escrito.
Yo llevo acudiendo a ese local más de 15 años y cada vez que voy y charlo con él, aprendo algo nuevo.

Una enciclopedia con piernas!

Toni dijo...

Yo soy uno de esos "tiquismiquis" de los humos, y no hay cosa que más fastidie una buena comida que tener en la mesa de al lado a gente que fumae constantemente.

Jose luis Louzan dijo...

No Toni, no eran humos de tabaco que esta prohibido, sino de la propia accion de las brasas. Y es que, por mucha extraccion que pongas, es complicado que no se de esa sensación de atmosfera espesa.

En la parte de arriba, donde si hay extraccion mesa por mesa, la sensación era otra.

Pero como decía, no fastidia en nada la estancia ni mucho menos la comida.

Tony y Toni este viernes ya os lo explico in person jejejeje

Un saludo