martes, 29 de julio de 2008

Furanchos ¿Tradicionales?


Estaba estos días sumergido en este mundo paralelo que es la red y dentro de ella el submundo de los enochalados y gastronómicos en general y me tope con este asunto, el de los pseudonegocios denominados furanchos que saturan ya los alrededores de Vigo y varios ayuntamientos mas de las Rías Baixas.

Por aclarar que viene siendo esto, hablamos de una bodega familiar en la que, a lo largo de unos meses al año, se habilita un espacio tirando a cutre para vender a precio el excedente de la cosecha anterior, mas los licores destilados del bagazo en algunos casos. La cosa no pinta mal salvo porque esto viene siendo Galicia y aquí la gente, en lo legal y algunos, les das la mano y cojen el brazo y un trozo de tórax.
Y lo que debían ser unos meses se convierten en todo el año, y lo que debería ser solo el excedente se convierte en eso y un poco mas y lo que debería ser una especie de establecimiento rural sin pretensiones pasa a organizar bodas. Y todo sin pagar impuestos, sin licencias, sin controles y sin vergüenza, añado yo.

He leído la legislación con la que la Xunta pretendía este año atajar este asunto, denunciado en repetidas ocasiones por la patronal de Hosteleria de Vigo y la provincia de Pontevedra (competencia desleal vamos) y mi sonrojo habitual con una serie de leyes que nadie va a cumplir porque nadie va a vigilar se vuelve mas rojo si cabe al leer el contenido de autentico Alicia en el país de las maravillas de alguno de los artículos de esa ley.

La cosa se denomina "Decreto 116/2008, de 8 de mayo, por el que se establece la ordenación de los establecimientos de restauración denominados furanchos en Galicia (DOG de 12 de junio de 2008)" y, solo por poner algún ejemplo dice cosas como;

" Los establecimientos deberán contar con iluminación y ventilación", "El vino suministrado no puede ser embotellado, sino que tiene que proceder del barril directamente" o "Los productos alimenticios a ofrecer deberán proceder de establecimientos autorizados, no pudiendo en ningún caso requerir elaboración o transformación en el propio furancho"

Para los neófitos en la materia los furanchos son muy reconocidos por sus tortillas de Huevos de la casa, su aspecto austero tirando a cutre de mesas a correr de confección casera y bancos "artesanales" y su vino en botellas sin etiquetar.

Un despropósito mas en este país sin ley donde cada día mas el que mas y el que menos va haciendo lo que puede y le dejan, sin preocuparse demasiado por si existen leyes que regulen el asunto.

De todos modos habrá quien, en aras de mantener todo lo que es bueno y santo, afirme que esto es "un negocio tradicional" y que si se pierde "faltamos a nuestras raíces ancestrales" etc. A estos solo decirles que por esa regla de tres es mas tradicional la dictadura y si me apuras el feudalismo que la democracia. Si apetece volvemos a ellos en aras a la conservación de lo tradicional. Por decir vamos.

Sobre el asunto solo pediros, a los que en estas fechas podáis pasar por aquí que, a poder ser, ni compreis ni paréis en estos lugares. Seguro que cerca de ellos alguien hace algo parecido pero respetando la ley. Buscad, os gustara mas y saldréis mas contentos. Seguro.





* Las fotos de La Voz de Galicia y del blog Son de Bueu.

2 comentarios:

Toni dijo...

Hace unos cuantos años, cuando todavía tenía menos idea que ahora de vino, en un viaje por Combarro le dije a un paisano con un cartel de "Se vende vino" sí me vendía algo. Después de dar a entender de que me hacía un favor de la leche, que le quedaba poco, etc, me vendió dos botellas a precio casi de albariño reconocido en tienda.
¡Madre mía, que brebaje! Imbebible.

Me dije, "una y no más Santo Tomás".

Jose luis Louzan dijo...

Así somos (así son mejor dicho)
Hay gente que le hecha mucha cara y hay mucha basura embotellada.

Me decia un cliente esta semana que se iva a ir a Cambados a la fiesta del Albariños, que es este finde, y me comentaba "ya probare albariño alli no?" y cuando yo le dije que si pero que nada que ver con el que se podia encontrar en mi tienda o en otras el hombre no se lo creia.

Pero es lo que tienen las cosas que son a granel... que normalmente son peores o mucho peores que las que se cuidan y manipulan por unidades.