jueves, 17 de diciembre de 2009

La perla de la cocina

En ocasiones las apariencias engañan. Quien conozca Marín (Pontevedra) sabe que son algunas sus virtudes pero evidentes sus inconvenientes. Al hecho de una nada agradable fachada marítima (en mi humilde opinión) se une, por encima de todo y de todos, ese olor. La culpa es de la principal industria de la localidad, la papelera que ENCE tiene situada a la entrada de la ría Pontevedresa, que día si día también produce ese peculiar olor, entre lo podrido y el excremento. Con estos entrantes la cosa tiene que salir mal. Pero no.

Marín es un lugar tranquilo, de los que no quedan, girando desde hace décadas alrededor de la escuela naval y de los "Cadetes Guardiamarina" con sus uniformes azules, calle arriba, calle abajo, aprovechando sus escasos minutos fuera de la Academia. Pero desde este pasado domingo Marín es, al menos para mí, la sede de un establecimiento tan incomprendido por sus vecinos como genial en sus planteamientos. "Allo e Aceite" es la obra de un joven profesional, Pablo Romero. Sito en pleno centro de la localidad, ofrece un comedor moderno sin estridencias, agradable y espacioso, de los que apetece estar y charlar en larga sobremesa.

Allí nos reunimos un grupo de individuos (por ahora llamémosles solo grupo) en aras a calibrar la cocina de Pablo y los vinos de José María, Régoa, uno de los Ribeira Sacra con mas personal estilo y clase de los que conozco y que, año tras año, avanza por el camino de los grandes vinos. Así que, aunque no es mi costumbre, voy a desmenuzar plato a plato lo comido y botella a botella lo bebido, que fue mucho y muy bueno.


Empecemos. Primero por una Empanada de Zamburiñas de la casa, sorprendente textura, masa mitad Trigo mitad ¿centeno?, que resultaba agradable compañía a la zamburiña y a una cebolla caramelizada de lujo. Buen principio. Para no entrar a saco en terreno de los tintos Mencia, el amigo Mariano, de todos conocido, se trajo para acompañar un Maccon-Fuissé de 2007, Chardonnay de Joseph Burrier, exuberante, casi meloso pero con un algo de acidez. Rico y sugerente.


Entrando en harina con este mismo Chardonnay degustamos un primer Salmón Marinado con mostaza, estupendo. Salmón bien cocinado por el marinado, fresco y de suave textura, nada gomosa ni correosa. La conjunción con el Chardonnay fue plena.


Seguimos el paseo por la cocina de Pablo con mi preferido de la tarde, el Pulpo con crema de San Simón. Me tiene conquistado este queso cuando se aprovecha bien y en su unión con un buen Pulpo da lo mejor de si. Bajo el cefalópodo una hoja de espinaca que provoco entre los presentes dudas (¿será un alga?). Plato de gran altura, pulpo muy bien hecho, temperatura excelente. Para mí un 10.


El pescado y sus adláteres terminaron con un taco de Atún Rojo con crema de cebolla y vinagreta de Soja. Muy logrado el atún, que se deshacía con facilidad en hojas de jugoso y bien trabajado pescado. Punto de servicio muy logrado, y "socios" (la vinagreta y la cebolla) a la altura del conjunto. Por poner una pega, el Atún, con todo, parece ya fuera de temporada...


La carne entro en el Lomo de Buey con crema de Queso de Arzua. Tal vez la propuesta mas floja. Todo estaba correcto pero después del espectacular arranque la calidad del producto central (el buey) no quiso acompañar. Para mi un problema no vinculable a la elaboración, bastante básica y tratando de explotar las cualidades de la carne que, repito, estando bien no estuvo al altísimo nivel del resto del menú.


Entrados en materia dulce, la Crema de Chocolate y helado de Turrón fue un chispeante modo de entrar en la fase final del ágape, mientras la Torrija con helado de Vainilla y Toffe directamente es el culmen perfecto para una comida. La Torrija es todo lo dulce que debe ser un dulce sin apabullar a un maltrecho paladar como el mío. El contrapunto del Helado afina los contornos del sabor y ayuda a demostrar que el "prota" del plato es la Torrija. Rico final.


Los Petit Fours, el estimulante Gin tonic en vasito y las trufas, un colofón vicioso a todo lo comido. Es, probablemente, el mejor menú en RCP que he comido nunca (eso, si el precio previo que yo conocía por persona fue el que se pago, dado que fuimos finalmente invitados)

En materia vino y de lo que puedo contar. Sigue viento en popa la evolución para bien de los Mencias de José María Regoa. El 2006, mas varietal según la mayoría de los presentes, se asoma tímido pero abre en aromas clásicos, miel, cerezas, la madera prácticamente ya fusionada al vino y solo aliada de la voluptuosidad y el cuerpo. Nada que ver con la primera vez que probé este vino, hace camino de dos años. El 2007, para mi, más abrupto pero también más rotundo, de formas más claras. Vino de potencia por controlar pero casi conjuntado ya. Para mi vino hecho.

De Régoa TN solo diré que hace tres meses lo probé por última vez y la evolución es cada vez más palpable. La madera presente y correosa de hace meses se ablanda cada vez mas y la fruta comienza a ser no solo protagonista sino incluso exagerada en frambuesa, cereza o moras. Especiados contenidos y más viveza que sus hermanos, más nervio, más clase. Aún habra que esperarlo.

Reunión que se extendió porque cuando se esta a gusto se nota y donde, como suele pasar, se hablo de lo divino y lo humano... por cierto, reunión sin nombre porque aún no ha salido uno adecuado. Dejémoslo así... hasta la próxima, claro




*Las fotos, todas, de Mariano Fisac, con su permiso.

19 comentarios:

Carlos Rodriguez dijo...

Y no avisais...que Marin está muy cerca de Baiona... como sois...pero bueno no seré rencoroso.
Es broma.
Saludos

Jose luis Louzan dijo...

Jejeje... pues no se me había ocurrido... pero para la próxima, prepárate...

SIBARITASTUR dijo...

La comida tiene muy buena pinta, no nos vas a decir el precio?.
Con respecto al regoa, tengo aquí esperando oportunidad una del 2007 y otra del 2006, creo que le daré al 06 y dejaré para el año que viene el 07.
Cuando los probé, alla por el mes de junio con Jose Mª, el 2007 me pareció un vino mas potente, mas serio, con mas hechuras que el 2006, lo que no quiere decir que no me gustara.
Me parecen unos vinos fantásticos, con muy buena rcp, y ese punto en nariz que tienen aún no lo he vuelto a encontrar.
Decantasteis los dos?

Mariano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mariano dijo...

Aaaahhhh Bribón!

Te me has adelantado... Con mis fotos!... y encima bien comentado. Pardiez! Ahora que c.. digo yo!

¡Esto es un ultraje! Te reto a un duelo al amanecer... y con la mala leche que me da mi "úlcera", vete preparando... ;)

Gran jornada a repetir (antes de Semana Santa, ¿no?, y espero que contemos con Carlos...

Hola Jorge!,

El menú degustación está a 35 euros. RCP prácticamente inmejorable.

Sobre Régoa, yo el dommingo encontré más hecho el 06, y, efectivamente, los decantamos todos. De todas formas lo comentaré (no sé como para no repetir lo que ya dijo Jose...) en estos días.

Un abrazote!

Jose luis Louzan dijo...

Jejeje, "hay que ser mas rápido forastero" jaja... tienes mucho que contar, entre otras cosas porque yo soy muy "florido" pero la sustancia te la leo a ti, así que no te escaquees ;-)))

Jorge, creo que por ahí, al final, ponía el precio pero Mariano ya te lo ha puesto... 35 €... para mi, imbatible.. Esto lo he estado repensando estos días y, para ser justos, tengo que decir que si hay un menú a la altura de este y es el de "Acio" y Iago Castrillón... el precio es similar, creo que calcado y el menú también interesantísimo...

Toni dijo...

¡¡¡35€!!! Impresionante. Como los del Pandemonium y Yayo Daporta que también son un chollo de RCP. Está claro que Galicia es muy barata en relación al resto de España. Incluso Extremadura que se supondría que tenía que ser de lo más barato de España tiene precios bastante más altos.

Jose luis Louzan dijo...

Viendo estos precios, Toni, a este nivel de calidad y elaboración, uno se pregunta como puede alguien justificar 30 euros por cabeza en un menú de churrasquería...

Jorge Díez dijo...

Muy buena pinta. Ya había leído comentarios buenos sobre Allo e aceite, así que habrá que intentarlo cuando vuelva por Galicia.

Sobre el vino he leído las de cal y las de arena. Pero como no lo he probado...

compangu dijo...

Tus palabras y, sobre todo, el cambio de avatar indican que ese pulpo merece por sí sólo una peregrinación. Pena de distancias y de tiempo.

Por cierto, ya sé que no es comparable y tal y tal. Pero el otro día disfruté de un Priscilus 07, que tenía la mencía en su punto. ¿Se parece a esos Reogas de los que tan bien hablas?

Jose luis Louzan dijo...

Jorge (Diez); La visita, para mi, inexcusable en las Rías Baixas...el Régoa... como los grandes vinos, en ocasiones, su riqueza esta en su vejez y este esta vivo, espabilado, nervioso y siempre hacia arriba y hacia adelante... pruébalo, te llevaras una sorpresa...

Compangu; Ese Pulpo será legendario, ya veras... siempre que la crisis no se lo coma. El domingo estábamos solos, y ademas de Domingo fue un día frío pero soleado, nada desagradable después de semanas de lluvia...

Ese Priscullus es esencia de la Mencia sin nada mas, ni maderas, ni aditamentos, nada, a pelo... la demostración de que es una de las castas mas potentes y vírgenes que existen... peligro que en ocasiones vaya sin maloláctica, pero el 2007 no fue el caso. Un vinazo vamos...

Smiorgan dijo...

A ver, señores. El 27 o 28 salgo escopeteado para Arousa, así que alguno de los paisanos aquí presentes, igual tiene la desgracia de recibir una visita.
José Luis, ya hace que no voy a Cee, antiguo sitio de trabajo de un familiar mío, así que un día igual me planto por allí y te hago una escabechina en Vitualla.
Saúdos.

Jose luis Louzan dijo...

Jejeje... ojalá (lo de la visita a Cee digo) pero antes siempre avisa, para evitar ausencias imprevistas (mias claro).

Ademas, como sabes, nuestra religión obliga a comer en Cee cuando se visita a Louzan (jajajaj)... así que cuenta otra comida claro... ;-))

Smiorgan dijo...

Yo siempre he sido muy cumplidor de las tradiciones religiosas. Así que, si logramos hacer una escapada, habrá que visitar la ermita que se tercie ;)
Saludos.

Jorge Díez dijo...

Pues ayer, por cortesía de un amigo bloguero común, probé el Régoa 2006. Y lo siento pero me toca darle un palo. Digo que lo siento porque había expectativa, ilusión. Pero al probarlo... Defectos no tenía pero virtudes tampoco salieron. Flojo e irregular, parecía que iba a apuntar un aroma pero te dejaba con las ganas; insinuaba algo en boca pero tampoco. Hubo quien apreció notas semejantes a la maceración carbónica, quien sintió lácteos, fresa... Todo muy traído por los pelos. ¿Esa botella o cuestión de gustos? Por ahora no lo sé. Quedamos en la posibilidad de probar un 2007 más adelante.

SIBARITASTUR dijo...

Estoy un poco en la línea de Jorge con el regoa 2006.
Partiendo de la base que me parece " mas serio" (entederme bien) el 07 que el 06.
Ayer, despues de decantado 1 h, cata a ciegas, el punto dulce en narz de la alvarello se fué rápido, la fruta estaba como protagonista pero en boca estaba un poco desequilibrado por el alcohol, con un amargo acentuado y no noté esa acidez que noté en junio. No está mal, pero no me terminó de convencer.

SIBARITASTUR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jose luis Louzan dijo...

2006 fue una añada muy complicada para ser la primera añada de un Mencia y Albarello pero, disculpas a parte, es un vino vivo aún, aunque la acidez recurrente no lo termine de demostrar... cuando lo probé por primera vez me parecio, directamente, un vino malo de solemnidad... pero año y medio despues, sin la riqueza de matices que tendrá 2007, es un vino alegre, mas despierto y con mas que ofrecer, aunque sea tras larguísimas esperas ... dicho esto, no es lo mejor que dará ese viñedo ni de lejos, claro...

Lamento por otra parte, haber despertado espectativas exageradas sobre esa añada... que nacen de probarla acompañada de las dos posteriores (2007 y 2007 TN), bastante superiores en calidad a aquella...

compangu dijo...

Yo creo que Jorge y Sibarita ya lo dijeron casi todo.

A mí, primero en boca me pareció un poco deslabazao, y luego según iba ganando en ese aspecto, iba perdiendo facultades en nariz.

Por cierto, tus enseñanzas están dando resultado: yo fui el único que descubrí la mencía, aunque no me atreví a decirlo, estando como estaba con pesos pesados en esto, jejeje