lunes, 5 de octubre de 2009

Variadas reflexiones sobre "la cultureta del vino".

El fin de semana en Galicia, al menos donde yo vivo, se ha prestado sobre manera a la reflexión. Lluvia, lluvia y mas lluvia, una caída brutal de las temperaturas (el viernes rozamos los 25ºC y ayer domingo la máxima fue de 18ºC) y la desgana otoñal habitual en aquellos que tenemos la respiración en entre dicho, con una subida de la humedad de un nada despreciable 78% a un insoportable 95% ayer por la tarde. Para mí, el infierno hecho carne.

Lo dicho, tiempo para pensar, para un par de vinitos en compañía y para leer y preguntarse cosas. Por ejemplo ¿cual es la naturaleza de este juego?, ¿a que se ponen en entre dicho créditos personales y logros académicos en materia de vino?, ¿de que modo fueron obtenidos esos logros, quien los otorga, a santo de que se le dan a una u otra persona?, ¿es solo cuestión de dinero?, ¿que hace falta para que un vino sea tenido en cuenta por el publico mas interesado (no mas entendido)?, ¿que de snob tiene un vino que cueste 50 euros la botella, si gusto a una mayoría de interesados?, ¿y si cuesta 300?. Ya, ya... imposible.

O no. En los días pasados tuve oportunidad de probar un A Trabe de 2005. Es un gran vino, indudable. Todo en su sitio, exhuberancia frutal, corrección en la madera, acidez controlada. Nervio. Costaría mas de 45 euros, sin grandes estipendios y uno se pregunta ¿porque? Escasas botellas, distribución a todo el mundo mundial... negocio y capitalismo. Mayor demanda, menor oferta, subida del precio. Vale, pero ¿es justo? Yo supongo que, desde el punto de vista del consumidor, evidentemente, no. El buen aficionado, interesado en la cosa del vino, buscador, probador, serio, reflexivo, no merece que el poder o no acceder a un gran vino sea cuestión solo de dinero, pero así es. Mientras, al snob puro y duro, con dinero en el banco, el precio le da igual, lo prueba e incluso lo desaprueba porque "no sabe como tal o cual Rioja gran reserva que tomamos en casa de papuchi" (exageración para un mayor entendimiento de la premisa).


Pero ¿y desde el punto de vista de J.L. Mateo y Raúl Pérez?..Bien, esta claro que para ellos que el vino cueste 45 euros o los que sean será más positivo, ¿o no? Hace tiempo leí en una entrevista al gran Jean Claude Berrouet, enólogo de Petrus, que el dormía muy tranquilo en cuanto al precio que alcanzaba su vino (nunca menos de 1000 euros la botella) "de bodega sale a 300 euros" decía. A lo mejor habría que buscar la culpa del sobre precio en la persona de Christian Moueix, el "negociant" de los vinos de la bodega Bordelesa, o en un mercado loco, que sube hasta las nubes en función de que existan personas dispuestas a pagar por esa mercancía a ese precio. J.L. Mateo y Raúl Pérez deben ganar con A Trabe, esta claro, pero dudo mucho que ganen los 47 euros que llego a alcanzar su vino la navidad pasada. Y dudo también mucho de que la distribución de su vino ganase la diferencia ¿culpa del tendero, entonces?. No, de la suma de todos. Incluso del cliente. Pero sobre todo, culpa de una estrategia muy bien meditada y puesta en practica de modo casí militar. A eso vamos dentro de un rato...

Otra cosa son los vinos que no lo valen, pero... ¿quien dice si lo valen o no? Aquí podríamos utilizar el estilo clásico de la fabulación y el cuento. Todos lo vamos a entender y lo escribo desde el humor que espero se entienda en el texto siguiente;

"Los grandes críticos en la Web, Francisco Berjas, Víctor Serrano y José Petón han dicho al unísono que el recién salido Ribera del Duero "Pago de Matavacas Reserva de 2005" es probablemente uno de los mejores tintos embotellados en la historia de ESPAÑA¡¡¡. Los siempre atinados y nunca bien ponderados "gurús" se han manifestado con serias alabanzas. El Sr. Berjas ha dicho en su blog que "es sin duda una finca mítica, orientación sur-suroeste, de esquistos, guijarros azules y con un stress hídrico rayano en el maltrato de unas cepas milenarias". En términos similares se expreso Serrano, que en "Vendimia", el tradicional y meritorio foro de vinos, ha dicho que "de los mas de 600 Riberas que he probado este mes, este supera las previsiones". José Petón, mucho mas ponderado y meditabundo ha escrito en el editorial de su revista "Gourmetitos" que "es un vino estupendo. Tostados, almendras y hierba recién cortada. No es un Jerez, pero puede valer". La opinión unánime ha disparado el precio de este Ribera singular, del que solo se han hecho tres millones doscientas mil botellas, hasta alcanzar los 700 euros con 25 céntimos la botella. Un lujo al alcance solo de los muy preparados".


Y de los muy forrados, añadiría. Esta mini-opereta en clave de humor, espero que así haya sido leída, no pretende mas que dejar claro que se puede llegar a una situación curiosa ¿porque?. Para quien no haya descubierto el "meollo" del relato, solo añadiré que el Sr. Berjas era el principal distribuidor del vino, Serrano lo trabajaba en su cadena de tiendas y Petón publico más de dos millones de pesetas de publicidad de la ficticia bodega en su revista y en la guía subsiguiente, de edición anual. Evidentemente se trata de personajes ficticios "que no tiene relación alguna con la realidad" como se suele decir en las películas sobre "hechos reales". Al final, como todo en esta vida, solo se trata de negocios y en ese contexto debería ser visto y leído, absolutamente todo siempre. Aunque no se desee que así sea.

Sobre negocios se trata en el caso Pancho Campo MW, en el asunto de la cata de Garnachas de Parker y la INTERPOL. Parece una película de Esteso y Pajares pero no lo es. Es un negocio de dimensiones millonarias, implicaciones políticas y que ha dejado con las vergüenzas al aire a más de cuatro. Un asunto muy grave, mucho, que ofrece una versión de la parte mas alta de la pirámide de lo que el gran Camblor denomina "la cultureta del vino" muy distinta al paraíso de glamour y profesionalidad impecable, de catas a ciegas y honorables compromisos, que muchos tenían en el pasado. Al final, como en todo, negocio, forrarse a cualquier precio y prestigio ficticio, basado en historias de difícil confirmación y mitos personales. Curriculum con mas agujeros que mi cuenta corriente y una escasa, nula, percepción de la seriedad y la honradez. O al menos de los límites de ella.

Así que, y solo a modo de conclusión momentánea ¿es evitable?, ¿tienen sentido seguir en esta cansina lucha por el pequeño productor y la calidad de su producto?, ¿para que sirve hablar y hablar, escribir cientos, miles de palabras, sobre vinos que, a lo sumo, probaran 300 personas?, ¿porque creemos a determinadas personas cuando resulta evidente que seis de cada diez vinos que ofrecen y recomiendan son parte de su cartera o tienen relación clara con su modo de vida?. Y por ir aún mas allá ¿porque habría de estar mal esto ultimo?, ¿son menos honestos, menos fiables, menos objetivos?... ¿o no?.

Es indudable que el momento actual ofrece una posibilidad única, en al menos cincuenta años, para hacer viable que la mayoría de una población manipulada por los grandes capitales, entienda que existe, siempre a nivel de la cultureta del vino, una manera distinta de producir y comercializar vino. Más personal, más cercana y más honesta. Ahora bien, que esa manera nueva no esta representada en Wine Future Rioja es también un hecho. Ni en otras ferias similares. Ese "nuevo modo de beber" lo abanderan un puñado de aficionados, dos o tres profesionales con escrúpulos y una retahíla enorme de engaños, manipulaciones y operaciones de marketing que han provocado la ola de resentimiento suficiente para que existan mas de 200 blogs dedicados a hablar solo de vino. Es como para pensárselo ¿eh?







* Las fotos. La primeira en swag.blogspot.com y la segunda en www.detintos.com.

16 comentarios:

Zuhur dijo...

D. José Luis, es posible que su esforzada y juciosísima entrada encaje mucho mejor en el portentoso campo de la metafísica.;-)

Reciba mi más afectuoso saludo.

Toni dijo...

Muy buen post José Luis.

Al final esto es una afición y es evidente que hay gente más aficionada que otra.
Tengo conocidos que beben más vino que yo, en cantidad, que tienen un poder adquisitivo como mínimo igual al mío ó superior, pero que si se enteraran que a veces me tomo una botella de 40€ pensarían que estoy chiflado como poco.

Las cosas son así y es difícil cambiarlas. Que cada uno beba lo que quiera y pueda. Yo ya renuncié a aconsejar a nadie de lo que pueda descubrir, fuera de nuestro reducido mundo de aficionados blogueros.

pedro dijo...

Interesantísimas reflexiones José Luis, pero creo que como todo negocio, esto está montado así, o eso creo,y los honestos, pequeños y hasta románticos vignerones como alguno de los que nombras, bastante hacen ya, difil está la cosa...sin entrar ya en el tema D.O.....

Mariano dijo...

Hola Jose,

Tu conclusión explica muy bien por qué muchos de esos autoproclamados "propietarios" de la cultureta del vino se hayan puesto nerviosos con esas 200 sabandijas que se atreven a tener opinión propia, y por eso hayan salido dando mandobles a diestro y siniestro desde sus foros y conferencias, para liquidar o desprestigiar a aquél que pruebe y piense sin su autorización.

Jose luis Louzan dijo...

Sr. Zuhur; Si, tal vez así sea... pero ya sabe usted que son territorios donde no me siento del todo extranjero..jeje

Toni; Pues yo no renuncio a descubrir nuevos horizontes a quien los desconoce... si, ya se, hay mucho "tuzaro" pero de entre ellos hay muchas otras personas "como nosotros"... idealismo, locura... no se...

Pedro; Hay cosas que me hacen creer que el trabajo de difusión y sobre todo de distribución que se hace con esas pequeñas joyas vinicolas no se esta haciendo bien.

Da la sensación de que se "pegan tiros" sin un plan concreto... ahora la mitad de la producción hace las Américas, ahora un tercio se va a Japón... y mientras se desatiende el mercado local hasta provocar el hastío de quien deberían ser los principales clientes de ese vino... Y todo sin que ello implique un auemnto sustancial en los ingresos del vigneron (si en los del importador/exportador y del gurú de turno... pero esa es otra historia)...
Hace falta otra visión... aunque no se quien puede ponerla en marcha...

Mariano; Tu y yo coincidimos, ya lo sabes, en muchos, sino todos, los extremos del problema y de la solución (si existe). Tu lo has dicho mejor que yo... y mas breve, por cierto, jeje

victor dijo...

Hombre, en algunos momentos parece que estes redactando un alegato al comunismo..
personalmente, estoy un poco cansado de los vinos inaccesibles, además la lógica dice que cuanto más cara más bueno (dile diferente, limitado, etc..) pero resulta que no, últimamente las bodegas se han sumado a hacer vinos carísimos por que si. Al degustarlo te queda una cara idiota, porque es más dde lo mismo, o no os ha pasado más de una vez??

Salut!!

Jose luis Louzan dijo...

¿Comunismo?... Bueno, mas bien soy de la otra tendencia, pero con matices... amos a ver...;

En Galicia, hasta los años sesenta, todo se hacia a pequeña escala. El minifundismo y la propia orografia del país, son tendentes a provocar reductos y microcosmos, sociedades cerradas, alrededor de la parroquia o la comunidad... Por este nmotivo olo que era conocido y famoso en, por ejemplo, Pontevedra, era directamente desconocido a cien quilometros al norte, en Costa da Morte..

El movimiento natural de las cosas, la mejora en las comunicaciones (leve) etc,etc, motivaron que esas cosas se conociesen y se llegase al albariño, a los tintos de Barrantes y demas (estoy resumiendo). Y ojo, nada era caro, al contrario... la demanda motivaba, como debe ser, un ascenso del precio, para conservar el stock al menos a tiempo de reponer con nuevas añadas...

La llegada del sistema de cooperativa propicio un aumento de esos stocks antinatural y exagerado, basado en macroproducciones que no se susutentan en una calidad sino en una cantidad... a menor precio (o no). Se salio a mercados extranjeros para poder colocar la cantidad, mercados que desconocian las raices del producto y su calidad real en origen y que aceptaban y buscaban novedades de forma compulsiva...

Esto, la cooperativa, es lo mas comunista que existe en un mercado libre. Agrupar bajo un unico criterio a multiples productores para que elaboren un unico producto. Liberalismo es lo contrario, la individualidad, la libertad de actuación y el "libre albedrio"... nada que ver con las cooperativas...

Sobre lo que dices del precio "la lógica dice que cuanto más cara más bueno"... eso directamente no es cierto. El mercado libre es el que dicta que, cuanta mayor calidad de una produccion limitada en cantidad y mayor demanda, mayor precio...
Y esto, ademas, hasta limites exagerados... pero, demasiadas veces, la calidad tiene poco que ver con el precio...

Este ejemplo solo lo es a titulo ilustrativo; Emilio Rojo de 2006... rozo sin excesos los 30 euros en según que sitios y a mi al menos, me parecio un buen ribeiro sin mas... ahora bien, Viña de Martin de 2007 fue, para mi gusto, extraordinario, Ribeiro igual, blanco igual y menor producción... y costaba 12.50...

Un ejemplo... nada mas... y este rollazo por llamarme comunista, ala¡¡ (Jejeje... es broma por supuesto ;-))

Toni dijo...

La guía Peñín le ha dado nada menos que 94 puntos al Sol de Señorans 2006.

victor dijo...

Me he explicado mal. Los primeros parágrafos,me recuerdan mucho a las bases del comunismo (leer el ABC del Comunismo).. No digo que lo seas!!!! :=) je,je

Jose luis Louzan dijo...

Toni; No lo he probado pero, despues de vistas las puntuaciones de anteriores guías para esta bodega del Sr. Peñin... no me extraña el puntaje...
Ya al SA 2003 le ofrecio 92 puntos en la guía del año pasado...


Victor; Supongo que el comunismo tendrá también, en sus bases, cosas positivas... :-||

Toni dijo...

Pues en cuestión de albariños yo coincido bastante con las puntuaciones Peñín.

Precisamente me extrañó los rácanos 80 puntos que le dió al Paco y Lola 2007 en la última guía y en cambio me parecieron mucho más lógicos los 92 que le dió en la recata para Sibaritas de un año después.

Mariano dijo...

... pues si hay un albariño de cooperativa macroproductiva, me temo que ese es Paco y Lola...

Jose luis Louzan dijo...

Si, así es... mas de 450 cooperativistas, mas de 250.000 botellas de Rosalia (y otro tanto de Paco&Lola, segun Vinos de España)... no es el mejor ejemplo de "vino de autor" aunque, repito, el Rosalia de 2008 me parecio sensiblemente superior a anteriores añadas de la bodega... Paco&Lola es otra historia... a mi al menos no me gusto y su precio es totalmente inadecuado...

A mi siempre me han extrañado mas, en Rias Baixas, las pauperrimas puntuaciones que por costumbre otorga esa Guía a los Zárates. 84 puntos al "Tras da Viña" de 2004 en la guia del 2008, o los 89 dados al "O Balado" de 2006 en la edición del año pasado... solo uno mas que los otorgados al Martin Codax Basico de 2007...

En fin, que como ya he dicho no lo entiendo...

Mariano dijo...

La verdad, hace años que no compro la guia peñin. No me interesa el modelo de consumo que propone y le presto la misma atención que a los anuncios de Sibaritas...

manuel dijo...

José Luis,

Gracias por lo de "gran Camblor", pero en realidad mis dimensiones son las justas. Mucho nervio, eso sí. :-)

En cuanto a una de las últimas preguntas que dejas, sobre por qué ha de estar mal que los prescriptores y creadores de opinión en el mundo del vino tengan intereses creados en el negocio del vino... Pues el problema lo fabricaron ellos mismos. ¿O se nos olvida que Robert Parker, por ejemplo, cementó su reputación en ser un "incorruptible abogado del consumidor"? Su "código de ética" fue muy, muy cacareado... Igual otros de esos "gurús" han sido muy dados a proclamar su rectitud, imparcialidad, su ceguera catatónica (o algo así, que entiendo que es el modus operandi de las catas), etc. por encima de cualquier avispado que venga a debatirles algo.

Vamos, que si te pintas como el más pío y recto de los santos, cuando te pillen en falla te las verás muy feas, digo yo.

Lo curioso es que en otra época eran comerciantes de vino los que mejor escribían sobre él y educaban al público. En mi biblioteca tengo libros de Alexis Lichine, André Simon y otros así que aún hoy me son útiles.

Pero claro, la cosa hoy día está que horripila.

M.

Jose luis Louzan dijo...

Jejejeje... lo del "tamaño" del individuo se referia mas, precisamente, al nervio... aunque desconozco las medidas reales del ser denominado "El Camblor"... tiene pinta de fiero jaja

La pregunta surgia de una premisa tramposa... porque yo pensaba en profesionales de alguna parte de la cadena del vino que son, en la web, prescriptores de opinión en España... y a mi al menos no me parece mal que lo sean siempre y cuando seán siempre honestos... y ese es el quid de la cuestión...

Es como lo que tu decias sobre las catas a ciegas o a la vista. El problema es que no se es capaz de ser ecuanime cuando existen intereses intermedios... pero si se fuera equilibrado ¿porque no?.