lunes, 11 de mayo de 2009

La diversidad

Esto que voy a contar hoy es mas que sabido (es evidente vaya) pero cuando uno lo ve en tan poco espacio de tiempo como yo, en un fin de semana, el pasado del 2 y 3 de Mayo, la cosa resulta chocante.


Porque fueron tres los blancos que cayeron en mi mesa (alguno ya lo había probado, otros los probé ahí) y los tres diferentes, sino diametralmente casi, a pesar de provenir de la misma uva. Para empezar, un albariño. Tricó es, en algunas zonas de Pontevedra y Ourense, el nombre que se da al ultimo hijo de una familia que, en la tradición local, "quedaba para a casa" es decir, se dedicaba a cuidar de haciendas y familia, casado o soltero, por ser el benjamín. Tricó de 2007 es un albariño de José Antonio López (ex de Morgadio y Lusco do Miño) y eso debería ser ya una garantía de seriedad, al menos. Pero es que además esta bueno, muy bueno, y es bastante especial, en lo que se refiere a que conjuga cuerpo y acidez contenida de un modo que a mi me gusta, sin llegar a extasiarme. Lo cual, pienso, si puede hacer que muchos otros se extasien, dado que lo de la acidez a mi no me termina de parecer tan estupendo, aunque a la mayoría si. Joan Gomez en De Vinis, hace su propia cata y habiendo maestros no hablan alumnos (sobre todo si coinciden, como en este caso) así que os remito a el, que lo probo en Noviembre. Solo matizare que el amargor final que Joan encontró yo no lo llegue a notar y que me parece redondo al extremo, y con una marcada frescura en boca, a pesar de que yo lo tome casi a doce grados (delito tal vez, pero era lo que había). Brutal, para entendernos, de lo mejor en su linea de precio.


La segunda propuesta fue del todo diversa, y ya lo había probado incluido en una fantástica cena, pero merecía paciencia y soledad, y la tubo. se trata del Madai sobre Lías de 2007 , un invento de dos hermanos con sede en el Bierzo (Quilós) que decidieron recuperar viejas cepas de godello para elaborar con ellas cada año alrededor de 4000 botellas ( de este son 3800). Probé en su día el 2006, vino fino y lleno de mutaciones a medida que se calentaba, y este me perturba tanto como me gusta. Sobre todo por el hinojo, masivo, casi miel, que a cada acercamiento a la copa deja una uva que debería ser floral, si, pero no tantísimo. Es un vino "pesado" de esos untuosos, que se dejan acariciar en boca y que me gusta mas, igual que su ancestro, a medida que se calienta. Fantástica oferta en calidad-precio. Otra película, lógico, totalmente diferente a la anterior.


Por ultimo, la cosa acaba con otro albariño, si, pero este bien distinto, y al tiempo también muy especial. En el María Bargiela de 2007, lo peor, para mi, es la etiqueta. Tras este vestido seguro que con un gran componente sentimental (el vino se llama como la abuela materna de su autor) pero que a mi particularmente me parece que no ayuda a animar en conocer el vino, se esconde un trabajo serio y que resulta, al menos en esta añada, eficaz. No es un monovarietal, sino que a un 90 por ciento de albariño se ha añadido un pequeño porcentaje de treixadura y Loureiro. Esto da en componer un vino fresco, fragante, abierto hasta el infinito incluso a los 11 grados que yo lo probé. No esconde nada, manzana verde, herbáceo, todo normal y fresco hasta aburrir. En boca es fino, fácil de beber, sencillo hasta el trote, "nada del otro mundo" pero al tiempo "curioso este vino" si tengo que expresarlo con palabras. No soportaría un bacalao, seguro que no, pero iría genial sin protagonizar con un marisco o un pescado a la brasa (sardina, lubina, rodaballo). Es, por calidad precio, todo un logro, del que se hace poco pero bien y eso, amigos mios, en la Ribeira Sacra, comenzaba a ser una autentica rareza. Benjamín a acertado y este es un muy buen vino en sus nueve euros y pico en tienda.

Tres vinos, tres mundos, y eso solo en el Noroeste. Dos DO`s donde debería haber ¿quince?, ¿cincuenta?... no lo se. Pero cuando pienso en cuantos quilómetros tiene, por ejemplo, al DO Ribera del Duero y cuantas subzonas y diferencias de matiz (o enormes, que también las hay) se pueden llegar a dar...

Es para pensarlo...

9 comentarios:

SIBARITASTUR dijo...

apuntados quedan. has probado el dominio de tares godello BFB 2007?, era pa saber tu opinión....

Jose luis Louzan dijo...

No lo he probado Sibarita... pero me habaln muy bien de el.

Probe un Dominio de Tares Mencia de 2006 que no me dijo nada en particular, pero los Godellos suelen ser otra cosa por lo visto...

pisto dijo...

Me encantó Tricó 2007 y 12 grados me parece una temperatura estupenda para él.

Eso sí, mi botella estuvo dos o tres días en la nevera, abierta, y cada día estaba mejor.

Lo mejor, para mí, una estructura de acidez que sostiene y alarga el vino. Para mí un vino muy interesante. Ya lo era Lusco en sus tiempos. De hecho, siempre fue mi Rias Baixas preferido.

pisto

Jose luis Louzan dijo...

Pisto, es que cuando me parece que las formas de hacer el albariño son finitas, viene siempre alguien y demuestra que no, que hay mucho mas...

Este vino es otra cosa, y el Attis, por ejemplo, otra distinta, y el Añada de Baladiña otra diferente, y los Do Ferreiro tambien... por matices a veces, pero todos diferentes, cuando solo los separan unos pocos quilometros y las manos de sus hacedores...

Toni dijo...

Ya tengo ganas de probar el Tricó.

Por cierto, no me dió más por el Lagar da Condesa 2007. Me pareció uno de tantos albariños que se beben y se olvidan

Jose luis Louzan dijo...

Son mundos diferentes. Para mi Lagar da Condesa es un gran vino en su rango de precio, por supuesto inmensamente mejor que otros que a ti si te gustan, pero que yo no puedo ver delante...

Pero para eso se hacen albariños, supongo, para gustos. Por la misma razón te decia que a ti el Tricó es muy probable que te encante... la maldita/bendita acidez y su recorrido en los Rias Baixas...

Toni dijo...

Me han regalado 3 botellas de un Valdeorras tinto: Pagos del Galir 2005 Selección Rosa Rivero.
Se publicitan como el primer y único crianza de la DO Valdeorras, como si por esto tuviera que ser bueno...
¿Alguien lo probó?.

Jose luis Louzan dijo...

Yo Toni, y lo incluí en un post hace tiempo.... no me gusto demasiado, la verdad. Esa madera a un Mencia... no se, no es mi estilo... todo muy forzado, muy recio y como haciendo que un vino de tendencia suave y agradable se haga agresivo...

Pero cuantos mas mejor, claro...

Toni dijo...

Ayer tomé el Tricó 2007. Aquí si que coincidimos. Muy buen albariño, sobre todo en boca, largo, untuoso, elegante.