sábado, 11 de abril de 2009

Gracias.

Noche del Jueves. Es de justicia hablar de un sitio cuando uno cena como los ángeles, aunque esa cena la haga alguien por quien tienes debilidad por su obra y te la sirva otra enorme profesional (sino en tamaño si en capacidad y ganas). Pero, repito, creo que es de justicia no ocultar a los amigos y visitantes que algo esta sucediendo en un lugar, y que vale la pena acudir a conocerlo.

He hablado aquí alguna vez ya del Restaurante ACIO (Galeras, 28. Santiago de Compostela) pero este Jueves acudí de nuevo al lugar para celebrar que la razón por la que me levanto cada mañana y "funciono" cumplía 30 añitos. Un buen motivo, un buen lugar.

Yo solo reserve pero nos tenían preparado un menú donde se aunaron algunas novedades muy recientes en la carta del restaurante y otros de temporada, mas algún plato que, si mi gusto es mas o menos cercano al de la mayoría, terminará siendo un clásico del lugar y seguramente de otros muchos seguidores futuros. Pero, vayamos al grano...


El viaje comenzó con las Zamburiñas en Ceviche y verduritas. Mar por todos lados, Zamburiñas maceradas que me llenaron la boca de yodo, con una carne prieta pero nada gomosa, consistente sin mas. Muy rico después de un entrante previo surgido de un comentario mio. Un día dije que mi pasión por el dulce llegaba a preferir empezar, en ocasiones, por el chocolate antes que terminar con el. Bueno pues, antes de las Zamburiñas tomamos una pequeña bola de crema de chocolate pero con un contrapunto salado y un fondo de aceite desconcertante a la vez que muy sabroso. Un gran comienzo.


Pasamos a uno de los principales hitos de la noche porque, en mi humildísima opinión, esta Coca de Pulpo Seco y Pimientos a la llama se convertirá, con tiempo y paciencia, en uno de los platos mas llamativos de los últimos tiempos. El pulpo pura concentración de sabores, a sal, a tostados, pero también a especias y frescor. Me gusto mucho, tal vez lo que mas de la noche, aunque seguido a escasa distancia por otras cosas también muy interesantes.
Los Espárragos Blancos y Verdes con Virutas de Panceta Iberica fueron otra de las sorpresas. Básicamente porque no me gustan los espárragos, para nada, pero me los comí. Y esto tiene bien poco que ver con nada denominado "esparrago" que yo haya comido nunca. Sabor bien definido, sin aditamentos, acompañado y ·encauzado" a mis gustos por las pequeñas virutas de panceta y una fantástica sal en escamas.


Un caso parecido a estas Alcachofas con berberechos y cebollino, donde el sabor de la alcachofa queda muy matizado por el sabor de los berberechos y el fondo de estos bajo las verduras. Otra muy interesante propuesta que a mi particularmente me gusto, a pesar de que la alcachofa tampoco sea de mis verduras de cabecera (mas bien lo contrario).


La mejor propuesta, a la altura de la coca de Pulpo fue este Salmonete con Fideua, donde el lomo de pescado, limpio de polvo y paja, concentraba todo el sabor del pescado acompañado fantásticamente por la fideua hecha a base del higadillo del Salmonete y donde prevalece la esencia marina del plato, estupendamente bien presentado y con un poso en boca de sal, y mar, y frescura muy auténticos. Otro de los hitos de la cena.


Para ir concluyendo una carne, un clásico para mi, la Presa Ibérica de Bellota con Torrija de Patata a las tres Mostazas. Bien, la carne sin tacha, bien logrado el punto para mi (que complicado el punto de la presa, nunca lo habría pensado), logradísima la torrija tipo milhoja de patata, con carne por en medio, contundente, sabrosa, pura gula por la carne. Buenísima conclusión a la materia "grossa" del menú.


En Materia de postre entramos con otro de los clásicos de la casa, un postre denominado El Jardín, del que no tengo foto y que como esta tanto en el menú degustación como en la carta no desvelare nada. Solo decir que donde el ácido prevalece aparece lo dulce. Lo ultimo fueron mas texturas de chocolate, que así se denomina la ultima propuesta, con crujiente, migas y helado, todo a mayor gloria del chocolate, producto que yo nacionalizaría directamente para evitar la especulación...he dicho.


El asunto lo regamos todo con un blanco que no conocía en su versión de 2007 pero que recomiendo. El Madai de 2006 ofrecía fruta y flores a raudales pero este directamente parece miel en nariz y de largo recorrido en boca, carnoso, casi se muerde. Buen godello que año tras año se afina en ofrecer cosas diferentes. Además un vinito dulce, un Chivite de Moscatel botritizada la mar de interesante y los GT´s correspondientes para una noche increíble entre amigos.

Dicho esto, esta no es una crónica ni objetiva, ni ponderada ni equilibrada. Es una crónica hecha desde el corazón y las vísceras. Y por supuesto, perdón por las fotos hechas con el móvil. No había otra cosa...

6 comentarios:

SIBARITASTUR dijo...

Muchas felicidades Jose Luis, me alegra que el homenaje haya sido tan bueno.
Puedes decirme mas cosas de ese vino?, precío, tiempo sobre lías etc etc..

Jose luis Louzan dijo...

Es una muy buena referencia este Madai. Es Godello sobre lias (desconozco exactamente cuanto, creo que unos 10-12 meses) muy reposadito, con mucha nariz y a muchas cosas. Y ademas sobre los 12 euros la criatura... vamos una pasada. Del 2006 solo habia unas 3000 botellas y del 2007 una cantidad similar...

Es un vino que producen dos hermanos (sobre todo uno, Gonzalo) que no tenian una relación mayor con el vino que la de ser hijos de vinatero. Hace dos años se decidieron hacer cargo del asunto pero al modo que les gusta a ellos... poca cantidad, mucha paciencia y solo Godello...

Gourmetdeprovincias dijo...

Acio se está convirtiendo en una referencia imprescindible en Santiago, no sólo por la excelente relación calidad/precio sino por la humildad con la que trabajan y por una creatividad sorprendente.

Sólo he ido una vez, en septiembre, pero está claro que toca volver, porque da gusto ir a donde se trabaja con ganas y oficio.

Saludos.

Mariano dijo...

Mi experiencia allí también fue excelente. Recuerdo un arroz con salmonete magnífico.

Han demostrado que pueden vivir mucho más allá de la "Sardiña de San Xoan" que les encumbró.

A ver su puedo volver pronto...

Saludos,

Jose luis Louzan dijo...

A mi, ya digo, me nubla la objetividad cierto grado de amistad y de "forofismo" hacia esa forma de ser y de trabajar, pero siendo frios en la fea comparación, no conozco muchas propuestas en su linea de precios a ese nivel... al menos en la provincia...

Paula dijo...

Hola amigos..
Este "gracias" é tan profundo..., que sen palabras me quedo...

Os meus sentidos estan a funcionar...

Un abrazo amigos.