jueves, 2 de abril de 2009

Salón del Gourmet en IFEMA. "Mucha foto, poca muestra, mal negocio."

La frase del titulo no es mía. Un vendedor de una bodega que no merece la pena comentar aquí me lo decía mientras me explicaba lo complicado que lo había tenido para probar el vino de un colega suyo "Pero ¿para que lo quieres probar hombre?...¿No te vale con el tuyo!" le decía el compañero entre risas y veras para negarle la muestra.

Y es que el traslado de este clásico de las ferias de producto de calidad desde su emplazamiento habitual en el Recinto Ferial de la Casa de Campo al mas regular de los pabellones de Ifema ha dado espacio y quitado "glamour". Donde antes todo parecía una enormidad y una variedad inabarcable, aquí se ha convertido en algo que no terminaba de llenar los miles de metros de los tres pabellones dedicados al evento. Todo parece poco en este recinto, a pesar del aumento de expositores, a pesar de la demanda de espacio que ciertas actividades pedían en el antiguo emplazamiento.


Y después están las sensaciones, la "temperatura" y el clima. Porque parecía como si una nube de pesimismo se cerniese, al menos el lunes, sobre las cabezas de proveedores y compradores. La puñetera crisis se hizo dueña de un evento que vive de la riqueza, de la opulencia y de la calidad (con su precio correspondiente). No es lugar para la ganga, al menos no al precio que nos gustaría a todos. Nuevos productos, como una sal aromatizada a rosas que probé pero de la que no llegue a conocer el precio hasta hoy... imposible. Albariños recién llegados a nueve euros la botella, conservas de pescado a precio de pescado fresco, precongelados de alta gama, croquetas irregulares rellenas de carne con carne y que saben a carne "como hechas en casa" a precios nada comunes para unos congelados. Nadie apuesta ya, nadie dispuesto a jugársela en productos que te gustan a rabiar pero que seguramente no tendrán salida en casi ninguna parte (y ojala me equivoque).

Y cocineros estrella, el padre y el hijo, juntos, el uno observando si entre el publico se encuentra gente con capacidad para apreciar su cocina, el otro explicando con ese don propio para la difusión en que consiste aquello de la "casquería del mar". Y mucho queso, y mas de una docena de vinos distintos, tintos, blancos, dulces...

Creo que no volveré el año que viene. Al menos si Antena 3 y Telecinco dicen que seguimos en crisis. Me siento mal siendo tan poco solidario, mirando de gastarme el dinero para promover el placer de mis clientes.

Resumen de lo vivido en el XXIII Salón del Club de Gourmets. En estos próximos días tratare de desglosar algo de esos vinos, al menos de los que mas me llamaron la atención. Eso mañana.

9 comentarios:

Ose dijo...

.... hasta los mismísimos. Por fin me he podido escapar.
Cierto, en la Casa de Campo tenía su empaque.
Cierto, ves una feria has visto todas.
Cierto, hay crisis pero ha habido gente a puñaos.
Cierto, ha habido contactos, pero no pagas el coste total de la feria NI DE COÑA.
Me ha gustao lo que has escrito.
Yo voy a preparar uno "my way" de los visitantes visto desde la perspectiva del que está en el stand, que me ha dado tiempo de analizar, no creas que no.

SIBARITASTUR dijo...

que rabia da no?, gastarte un dinero y luego encontrarte con lo que dices, en fin, de todo tienen q haber...

Anónimo dijo...

Pues a mi nada mas entrar me dieron un litro de caldo de pollo , jaja ,... luego hasta el final fue un mira pero no toques . Pensándolo bien , salgo mas "lleno" cambiando el gourmet por el MUSEO DEL PRADO.
Por cierto , la marca del caldo de pollo se puede comprar entre otros, en el mercadona , pero si la crisis aprieta y te regalan la entrada (sino no compensa ) te acercas al ifema y te lo regalan (no lleves bolsa te dan una).

Mariano dijo...

Yo, desde que pasé por FITUR he decidido ser más restrictivo en las ferias.

Espero que no haya sido lo único que destacar de tu visita a Madrid ;)

ya nos contarás...

Antonio Lopez dijo...

pues vaya....
yo me quede con las ganas de ir :-(
el año que viene espero poder ir.
ose, espero tu cronica con impaciencia ;-)

Jose luis Louzan dijo...

Ose; lo espero con ansiedad jejejeje... la cosa puede tener mucha miga porque si para mi fue así, para un expositor tenia que ser ... insufrible...

Sibarita; yo entre gratis pero 30 euracos por esto me ha parecido siempre un exceso. Y quince, con el preregistro ese y tal, también. Dicho esto, si es profesional es para profesionales y sino pues no lo es, y carne, vino y delicias para todos, que para algo lo han pagado...

Anónimo; Mejor identifíquese pero mientras, lo del caldito es verdad. Y latas de conserva, aceite y etc,etc... Pero esa es otra historia...

Mariano; no, ni mucho menos. Una de las cosas que mas me llenaron fue precisamente el Museo del Prado... pero de eso y de otras cosas hablaremos mañana...

Toni dijo...

¡¡¡¡¿¿¿¿30 euros la entrada????!!!!
Como diría un personaje de Forges: ¡¡¡"...gensanta"!!!

Uxio dijo...

.....yoo también entre de gorra........Quiero intentar matizar cosas, Gourmet siempre fué una feria de hosteleros, para hosteleros. No tiene nada que ver con Alimentaria, ni con Fenavin. Siempre ha sido un sitio para dejarse ver, que te inviten a jamón y charla, mucha charla.

He probado muchos vinos (pero pocas novedades), he disfrutado de mi gente, pululando por el pabellón de Galicia (por cierto, uno de los que más actividades desarrolló), he comido como un bendito y bebido como.....

En Asturias probé de nuevo buenos quesos, caté el M100 de Valmiñor, cervezas artesanas, conservas de la zona de Toledo,una maravillosa charla de los quesos de Galicia, y otra sobre Tostado de Costeira con una muy buena armonía........todavía no he recopilado toda la información que traje, pero os iré contando....

IGLegorburu dijo...

Totalmente de acuerdo José Luis. Llegué el miércoles a la feria para dar una vuelta y ver cómo era. Los tres días anteriores había estado en Pro-Wein (solamente de vino) y la profesionalidad era diferente. Aquí, mucho para regalar, fotos, modelos...
En fin, sin mucha historia.
Un saludo