miércoles, 13 de agosto de 2008

Y por en medio, algo mas de vino...

No puedo resistirme a hablar de dos de las ultimas cosas que he probado, en blancos, dentro de este verano de febril vorágine enológica (esto ha quedado muy fino, si).


Lo he comentado por ahí pero dentro de mis ultimas muestras un albariño me ha motivado a creer en parte en el ennoblecimiento de esta uva. Se trata del Añada de Baladiña 2002, un vino con 30 meses de deposito de acero y casi un año mas en botella. Un vino que compite en precio con otros mas publicitados tal vez, pero en mi opinión a un nivel algo inferior a este. Este Añada se muestra oro fino a la vista, con un limpio velo de carbónico en superficie que se disipa al primer meneo del cristal. En nariz es una bomba, fruta, fruta y mas fruta pero asentada, ligera, dulce a veces y mineral, mucho, con un algo de ese hidrocarburo pero muy, muy leve.

En boca es donde se sustancia mas, donde se expande y se muestra contundente pero asumible, balsámico, mineral también pero con un carácter difícil de definir para lo que debería ser un albariño. Me ha recordado, salvando cientos de quilómetros de distancias, a esos Riojas blancos míticos, aunque con mucho aun por solventar, entre otras cosas una persistencia que se disipa al rato y un aguante en copa muy bueno.

La recata a las 24 horas demostró que nada cambia si se hace como es debido y a tres grados mas que en la primera muestra (15º contra 12 del primer día) aguanto bien, mucho menos vivo, evidentemente, pero igual de rico.


La otra cosa que he probado es un ribeiro al que tenia muchas ganas por pionero pero que me ha dejado algo frío. Se trata de Sameirás 1040 de 2007, vino a partes iguales de Treixadura, Lado, Godello y Albariño (25% de cada) macerado en frío y envejecido en barrica de 525 litros de roble francés. Un experimento en toda regla que me ha dejado frío porque no ha llegado aunque tampoco se ha quedado corto. Me explico.

Donde esta conjunción de uva frutal debería dejar mi nariz para el arrastre me encuentro con escasa vida, sobriedad si, ligereza también pero escasísima fruta. Si se deja notar un cierto carácter mineral y la madera muy bien complementada, casi inapreciable. A la prolija explicación que la bodega hace de las uvas y los métodos se hecha en falta una parecida de las calidades, tostados o no, de la madera utilizada. En Boca mejora algo, de hay mis dudas, con sobriedad, graso, estructurado y muy ligero para semejante combinado.

Dos casos de estos primitivos intentos de comercialización de las clásicas uvas blancas gallegas envejecidas. Si bien son mas los fracasos que los aciertos tal vez este sea el mejor camino para el futuro. Ya se vera.







* La foto de la etiqueta de Sameirás corresponde al básico de la marca y no al vino catado.

8 comentarios:

Toni dijo...

¿Precios?

Jose luis Louzan dijo...

Oh, Im Sorry

El Añada sale sobre los 16 euros y el Sameira´s no lo se seguro (tengo una aproximación nada mas) pero similar. Este segundo no valdria eso pero el Añada es en mi opinión barato para lo que ofrece...

Candasu dijo...

Hola
Antes de nada, felicitarte por tu blog...es muyyyyy bueno.
Ya veo que publicas mucho por los blosg astures así que como coincidimos de vez en cuando, voy a abusar de ti. Hace un par de años probé un vino que me gustó mucho: Algueira. Como experto en vinos gallegos...¿dónde se puede conseguir? No tengo forma de encontrarlo por estos lares.
Un saludín

Jose luis Louzan dijo...

El Algueira standar (de 2007) lo vendo yo online pero tambien lo puedes conseguir en la pagina de la propia bodega www.adegaalgueira.com

Del Algueira Barrica casi olvidate. Este terminadísimo¡¡

eldiletante dijo...

Apuntado queda ese Añada Baladiña 2002.Curiosamente, el mismo año del Señorans SA que me gustó hace unos días, y con , mes más mes menos, la misma crianza. Hubiera estado bien haber tomado ambos a la vez.

Jose luis Louzan dijo...

Es que 2002 fue un año extraordinario en casi toda la zona, por eso se guardo y por eso estas botellas.

Para mi este Añada es muy superior al Pazo Señorans SA pero ojo porque soy muy particular para los albariños, como ya he dicho en alguna ocasión...

Candasu dijo...

Tomo nota Jose. He estado visitando tu tienda y me he encontrado con viejos conocidos como el Cyan o Rejadorada (el pasado diciembre tuvimos la suerte de probar el primer magnum del Novellum 2005 en invitados por el propietario de la bodega y el enólogo en un restaurante mítico que ya cerró: el Lera en Toro).
El Algueira lo conocí en una temporada que me tocó trabajar en Galicia, concretamente lo probé en Villalba y me quedé prendado de él.
Hay que seguirle la pista.

Jose luis Louzan dijo...

Rejadorada fue una sorpresa y costo conseguirlo. Ahora ya lo distribuyen aqui (algun día pedire derechos de autor por los vinos que aqui ni se sabia y ahora se distribuyen en la zona)

El Cyan no me gusto, se me hizo dificil pero es mas cosa mia que por criterios menos subjetivos...