jueves, 26 de junio de 2008

Y yo no lo sabía.


La ignorancia tiene de particular que te envuelve. Yo, como muchos otros mortales, desconocía hace una década que la Rioja diese nada de calidad que no fuese tinto. No digo nada extraño, estoy en la treintena y descubrí al vino y sus bondades hace relativamente poco. Para mi, y para mucha gente, los tintos de la Rioja son grandes vinos (axioma que se cae día tras día) por definición y el vino blanco ha de ser albariño. Así era yo y, lamentablemente, así son muchas personas aun hoy en día.

Pero la cultura enriquece y al tiempo abre los ojos. Este pasado martes cayó en mis manos un blanco que desconocía y que adquirí gracias a una referencia del gran Víctor Franco en su Polakia. Se trataba del Viña Tondonia GRva. del 87 blanco. Viura y Malvasía hasta obtener un vino dorado, tostado si, a pesar de los pesares, extraordinario y para mi desconocido.


Exploración, probamos esta joya acompañando paté de mar, de bugre y bacalao con pimientos de la casa Agromar. Maravillosa combinación ( ¿sacrilegio? no se, a mi me gusto). El vino increíble, lo demás también y uno enriquece su acervo. Ya se que en la Rioja, al menos Lopez de Heredia, hace unos blancos increíbles y envejecidos.

¿Aprenderá Rías Baixas?, o aun mejor ¿le hace falta?

7 comentarios:

José Luis Giménez dijo...

Los vinos de LdH, especialmente blancos y rosado, cambiaron en proporción cuántica mi visión del vino.
Saludos,
Jose

Tony dijo...

El que viene en la foto yo probé en concreto la añada de 1987, que cuando lo degusté era la añada en curso. Una pasada. No creo que exista un blanco que me vaya a sorprender como este.
Cena ayer en el Restaurante Palermo en Tapia De Casariego (Asturias) para degustar las VII jornadas del bonito y sorpresón.
La cena perfecta pero lo que más me emocionó es que me encontré (y por supuesto no perdoné) uno de mis moscateles preferidos, Cenizas del Timanfaya de la D.O. Lanzarote. Si os lo encontrais por ahí no lo perdoneis. Este en concreto era del 2000.
Tambien una cerveza catalana que no conocía y que me encantó : Glops (tomé la torrada y la fumada.

Jose luis Louzan dijo...

Ha mi me cambio el concepto de blanco tambien José, porque mis refrencias pasaban de los blancos gallegos a la Verdejo de Rueda pero jamas pense un blanco como este, tan lleno y tan amplio. Tengo otra mas (jeje) ya veremos cuando toca.

Tony la de la foto no es la que probe, quien me diera, yo tambien deguste el 87. Hablando de vinos dulces (tomo nota de este, tampoco conocia esa faceta de las Islas) a mi me gusto bastante el de Jorge Ordoñez, de Moscatel de Alejandria. Dulce lo justo y lo tome con un pate de oca a la pimienta que lo redondeo. Fantastico. vere lo de este Cenizas, haber que tal...

José Luis Giménez dijo...

En mi caso, como comenté en un post del blog de Uno+, hubo dos blancos que cambiaron mi forma de ver los vinos blancos en particular, pero aun más el vino en general. Fueron el Trocken básico de Bürklin-Wolf y el LdH Tondonia del '64.
Saludos,
Jose

Jose luis Louzan dijo...

¿Del 64?, que suerte.

Yo ya era de los que piensa que lo de los blancos gallegos necesita una vuelta. No se puede quedar todo en lo de siempre, alvariño a barrer y Ribeiros a base de mezcla.

El Viña Tondonia me ha dejado claro que la riqueza del blanco esta en saber volverlo viejo y al tiempo mas lleno, mas completo, mas mayor, no mas anciano...

¿Se nota mucho que me ha encantado?

José Luis Giménez dijo...

Lo cierto es que sí fue una suerte tremenda. Nunca había probado nada de esa bodega y fue todo un aprendizaje por inmersión. Lo probé en un encuentro de Verema con visita a la bodega (impactante). Comenzar a probar los vinos de esta bodega empezando por el año 64 es desde luego una suerte que no se me olvidará.
¿Has probado el rosado de LdH? Es otro vino que te pone las neuronas del revés.
Con respecto a los blancos de Galicia, lo cierto es que no termino de ver qué les falta o qué les sobra (seguro que madera nueva ;) pero no terminan de llegarme.
Saludos,
Jose

Jose luis Louzan dijo...

Se fia todo a la frescura en los blancos gallegos y no todos los años son iguales en ese aspecto, mas bien al contrario.

Pero ya da igual ¿no? ahora TG ha creado la superlevadura que "mejorara" el albariño llueva, nieve o haga calor, asi que seguro que despues el blanco gallego alcanzara a las joyas de LdH... (se ha notado el tono ironico jeje)

Los experimentos sobre lias de alguna bodega, experimentos entre comillas, estan dado resultados dispares pero alguna cosita se podria recomendar. Me hare un post de esto, si..