miércoles, 26 de marzo de 2008

LOS BUENOS VINOS GALLEGOS.



Después de estar algo desaparecido por exceso de curro aquí estoy de nuevo para hablar esta vez de lo que para mi y otros muchos es normalidad desde hace tiempo, pero que gente como Robert Parker acaba de descubrir. Lo buenos que son algunos tintos gallegos.

Digo algunos apropósito porque, a pesar de la orografía característica y de lo tradicional del minifundio en estas tierras hasta aquí también llego hace tiempo la feísima costumbre de la sobre explotación y el abuso de la cepa. Bodegas más que conocidas siguen transigiendo en su elaboración con la necesidad mercantil, por delante de la calidad, aunque después su línea de marqueting quiera hacer creer, y lo consiga casi siempre, que se trata de un vino exclusivo.

Pero a pesar de estas deshonrosas excepciones en Galicia se ha dado la circunstancia de que pequeños productores, en terrazas de la ribera del Sil o en llanuras casi esteparias, sobre todo en invierno, de los alrededores de Monforte, han elaborado vino de extraordinaria calidad de la variante Mencia o de otras cepas autóctonas “a la francesa” casi sin darse cuenta.

Y lo han hecho porque era el único modo. En fincas de 4, o 5 hectáreas, la mayores porque fuera de esto existen los terruños de dos y una hectárea que producen, es muy difícil por no decir imposible apuntar a que todo lo que la cepa de se convierta en vino. Y en un año malo climatológicamente es muy probable que la producción quede reducida a testimonial. Así, hacer menos de cuatro mil botellas, la exclusividad, la búsqueda de la calidad por encima de la cantidad, se hacen casi obligatorias.

Y así se ha hecho. Parker (bueno, mas bien Jay Miller) reconocen ahora a otros viticultores que el vino de raíz, de base, el vino que sabe a la tierra que lo da por encima del resto de aditamentos o preparaciones esta en Galicia y en el Bierzo. Y salvo un caso, dos si sumamos el Sketch de Raulin, las formas y las uvas cambian. Termina, entre comillas siempre, la tiranía del Albariño y nace para el gran mercado la Godello y otras. Se acaba, bueno esto es excesivo pero apunta a su final, el dominio abusivo de la tempranillo y se empieza a hablar de Mencia, de Brancellao o de Souson.

Me gusta el giro. En la pasada feria del vino de Amandi no se hablaba de otra cosa. De allí son estas fotos y allí se pudo ver el último Algueira, un crianza económico al tiempo que sabroso y vivo. Y si bien los mas “amigos de los tablones”, como dice una conocida, no nos vemos demasiado reflejados en este nuevo modo de ver el vino al menos pasa algo en una industria que por exceso de orgullo o por simple ignorancia no cambia demasiado en España desde hace demasiado tiempo. Y que nadie se equivoque.
La única salvación del sector esta en que lo que se hace a mansalva se vuelva carta de calidad y garantía de salud. La consideración del vino, de todo el vino, como bebida alcohólica peligrosa esta muy próxima, ojo al parche.

5 comentarios:

Sampedro dijo...

¿Qué opinión te merecen los tintos del sur como los goliardos?

Jose luis Louzan dijo...

Gracias por participar antes de nada.

A mi no me disgustan para nada aunque creo que existen desfases de precio que habra que ajustar. No creo que por una Caiño tinta deba pagar lo que cuesta este vino.

De todos modos no me disgusto nada. Otras bodegas lo han intentado sin esos resultados.

Sampedro dijo...

El pasado sábado fuimos a comer a un restaurante de A Coruña y decidimos probar uno de estos tintos. No tenían más que uno "Torroxal Tinto 2004". En primer lugar el propietario ya no mostró demasida confinaza en el producto, nos dijo que nos lo retiraría si no nos gustaba. La verdad es que para mi fue una decepción después de lo que había oido hablar de estos vinos, quizá no hay otros mejores, este desde luego no da la talla para mi gusto. Eso si lo tomamos porque no era para rechazar.

Jose luis Louzan dijo...

Ese en concreto es uno de los ejemplos del no... desgraciadamente.

la misma bodega hace otro tinto similar (lo digo para que huyas jeje) de nombre Entroido, tambien de uvas autoctonas.

A esas cepas les quedan años de evolucion porque desgraciadamente fueron pesimamente tratadas en el pasado.

Si funcionan algunos experimentos con caiño y Mencia, se complementan aunque no sea para hechar cohetes en mi opinion.

Yo te recomendaria mencias, de aqui o del Bierzo, Via Romana, Guimaro, Algueira y en la gama alta Ucedo o Xestal.

Hay muchos mas pero estos te pueden dar una idea general.

Anónimo dijo...

I seldom leave comments on blog, but I have been to this post which was recommend by my friend, lots of valuable details, thanks again.