martes, 19 de junio de 2012

Emoción dos viños (1)

La verdad es que llevo un par de días dándole vueltas al evento de este sábado en Tui y no he encontrado aun un modo fácil y abierto de describir lo que allí pasó.

Y no hablo de nada malo, o de detalles que enturbiaran una jornada de pura pasión para unos y de descubrimiento para otros, no. Hablo de lo difícil que es definir un sentimiento cuando no esta bajo tu control. Con muchos de los vinos presentes en esta segunda edición de "Emoción dos viños" 2012 tengo una relación especial. Alguno de ellos me descubrió un mundo mas allá del marqueting y la publicidad que rodea a las grandes bodegas. Otros me revelaron una suerte de paraíso del "aficionado instruido" y algunos son tan constantes como un diapasón en ofrecer ni mas ni menos que la verdad de lo que son, de sus orígenes, de su terruño e de quien los elabora. Y compendiar en un único lugar como el Claustro de la catedral en Tui un cantidad tan grande de estos referentes es, como mínimo, muy complicado.

Debemos por ello agradecer a Antonio Portela y la Viñoteca de Garcia su esfuerzo ingente para que todo saliese bien, a los viticultores-vinicultores el suyo por participar con tan grande generosidad para con todos los presentes y a quien se me olvide lo que quiera que haya hecho por facilitar que, en un solo día, uno pueda lograr una visión general de "momentum" actual del vino en Galicia. Del vino de verdad. Hasta aquí la objetividad. Vayamos con cuestiones de gustos.

De lo mucho probado y catado tres cosas me tienen particularmente contento. La primera, ver que los pilares básicos de este modo de entender la viña y el vino parecen soportar con cierta solidez un momento malo para todo y también, evidentemente, para vender vino. Rias Baixas, Ribeira Sacra y Ribeiro siguen con fuerza abanderando el crecimiento metro a metro y viñedo a viñedo de un competo de vino que va mas allá de lo puramente comercial. Lamento que Valdeorras y Monterrei sigan siendo una vez mas la excepción que confirma la regla (las bodegas y los vinos que emocionaban en estas
DO´s cuando me alejé del vino siguen siendo las únicas dignas de mención cuando regreso a este mundo dos años después. Escaso bagaje, nuevo crecimiento, en base al menos a lo visto en este evento).

Por otra parte, desde mi absoluta subjetividad habitual, cuatro bodegas congregan mi atención tras la jornada del sábado de modo claro y, porque no repetirse, emocionante. En Rias Baixas Tricó y el alivio de ver que la salud de un proyecto de lo mas ilusionantes en una DO que vive del prestigio dilapidado a lo largo de décadas sigue vivo y alerta. Tanto por lo Tricó que siguieron a aquel 2007 legendario y que probamos en esta jornada (principalmente Trico 2008) como el nacimiento de Nicolás 2010, vino complejo que deberá ser evaluado tras un tiempo prudencial a la vista de sus virtudes y "handicap" de partida (nacer con 15º y que tengan que rebajarte con vino joven para tratar contigo es nacer con complicaciones, no cabe duda). Junto a los hijos de Jose A. López también Zárate, bodega familiar donde el respeto a la historia parece seguir siendo lo principal y que sigue ofreciendo las bases fundamentales del albariño en su vertiente mas "amistosa", a saber; frescura, perfume y suavidad sin perder clase.

No quiero olvidar aquí al gran Rodrigo Mendez y Leirana. La velocidad a la que se vuelve mas cotidiano y quizá previsible su Leirana básico es la misma a la que mejoran y convencen el resto de sus elaborados, incluido alguno que, por su grado experimental, llego sin etiquetar a la cita. Tintos y blancos siguen un buena forma y algunos, como el Goliardo Caiño no pierden un ápice de elegancia, frescura y diversión.

Fuera y dentro de los blancos capitulo a parte para Luis Rodriguez, A Viña de Martín y A Torna dos Pasas. Cuando el actual (por poco tiempo ya) presidente de la DO Ribeiro decidió embotellar aquellos blancos y tintos con y sin barrica en el convencimiento de que años después sus augurios de longevidad y categoría se verían recompensados, estoy seguro de que no esperaba un resultado tan extraordinario. Viña de Martín Escolma de 2003 no solo es un gran vino, es mucho mas. Es una boca excelente, aterciopelada, suave pero con cierto "animo de revancha" como si no quisiera terminar de despegarse de pasadas acideces y juventudes. La nariz es mas pálida, porque nueve años son bastantes y porque la fruta exuberante va dando paso a otra serie de aromas a tarta de manzana o hierbas aromáticas (hinojo, anises...). Genial.

(Sigue)


15 comentarios:

SIBARITASTUR dijo...

Es dificil explicarlo con palabras Jose Luis.
Estoy intentando hacer un post pero tardaré unos días en subirlo, mientras espero por tu segunda parte.

Jose dijo...

¿Y por qué no puede comercializarlo con 15º? Bueno, entiendo que bien puede ser una cuestión de la DO, pero ¿habría habido algún inconveniente en comercializarlo como Vino de Mesa o alguna otra clasificación por el estilo?

Saludos,

Jose

antonio dijo...

Siento no haber podido intercambiar impresiones contigo el sábado, tenia muchas ganas,el tiempo pasó rápido y los recados hicieron que el día se fuera volando.
Me gustan tus primeras impresiones, esperaré las siguientes.

Saúdos

Toni dijo...

Como Jose, desconozco si a causa del reglamento de la D.O. el Nicolás no pudieron comercializarlo con 15 grados, pero tengo la impresión de lo estropearon al rebajarlo. Habrá que volver a probarlo dentro de una temporada, pero ya lo he probado de tres botellas distintas y me gusta más su hermano pequeño.

Toni dijo...

Y que envidia os tengo por haber estado en Tui. Bueno, tampoco se puede estar en misa y repicando. ;-)

Toni dijo...

Siguiendo con albariños, he tomado ultimamente algunos muy notables como Zárate El Palomar 2009, Fefiñanes III Año 2007 y Pazo de Señoráns Selección de Añada 2005.

SIBARITASTUR dijo...

Desconozco las razones de rebajar el % alcohólico del vino.
Las dos veces que he probado Nicolás me dió la misma sensación, como que estaba por ensamblar, sin embargo me pareció mas "accesible" que Trico 09 que lo veo con mayor potencial de guarda y con mayor viveza.

SIBARITASTUR dijo...

Toni probé recientemente esos vinos que comentas y salvo el fefiñanes, los otros dos son un verdadero infanticidio. Auqnue estén tomables los veo muy muy jóvenes...

Jorge Díez dijo...

Muy grande lo que hace esta gente en Tui. Cualquier aficionado al vino tiene mucho que descubrir allí y mucho que agradecer.
Probamos mucho, muchísimo vino, y lo mejor que podemos decir es que sobran dedos en una mano para contar lo que rechazamos; de ahí hacia arriba. En cualquier caso a mí me llamaron más la atención tintos que blancos. Mi idilio con los tintos gallegos continúa.

Toni dijo...

Sibarita, probablemente íncluso hasta el Fefiñanes III año está joven todavía pero los tres están muy disfrutables ya y eso me parece una muy buena característica.

José Luis Louzán dijo...

Sibarita; Lo que mas lamento es no haber podido prestados a ti y a Jorge la atención debida...pero había causas de fuerza mayor (siempre es chulo introducir en la "culturilla" a gente que no tenia ni idea de que el vino no tiene demasiado que ver con la Rioja ;-). Prometo esforzarme mas la próxima vez.
Yo espero también poder leer algo de lo que te pareció todo...

Jose; La cuestión no es que pueda o no comercializarlo con 15º (podría, fuera de la DO) la cuestión es si debe... El considero esta vez que no porque una añada así no es habitual ni cuando se pretende llegar a esa madurez extrema... Es un vino que merecerá exploraciones futuras, a ver como va...

Antonio; Lo raro es que, con el lio que teníais allí montado llegases a poder saludarme jejeje. Mereceis el mayor de los aplausos por el esfuerzo de organizar y ofrecer algo de esta dimensión en Galicia. Bravo... (hablaremos pronto, voy a necesitar tu ayuda para algo...)

Toni; Sabiendo de tu enorme fe en el albariño (mayor que la mía de largo) creo que el a ñoque viene tienes que venirte si o si a Tui... Te lo ibas a pasar teta¡¡

Jorge; Diferimos en la proporción, a mi me gustaron casi tantos blancos como tintos (estoy en ello para definirlo por escrito), pero coincido en que la evolución a mejor es mas rápida en los tintos que en lo blancos. Es decir, cada vez hay mejores tintos mientras que los blancos se mantienen en un rango de nombres y calidades bastante estable.

Jose dijo...

Ok, gracias por la aclaración.

Saludos,

Jose

SIBARITASTUR dijo...

Jose Luis y que opinión tienes de Tricó 09 y Nicolas 10 sobre lo que yo comentaba de ambas unas líneas mas arriba?.
Yo estoy mas en la línea de Jorge con respecto a los tintos, quizá sea porque hay autenticidad, diversidad y respeto por el terruño. Desde luego son un soplo de aire fresco en el panorama vinícola nacional.

José Luis Louzán dijo...

Jose; No hay de que...para eso estamos.. jeje

Sibarita; Sobre Tricó ya te digo lo que creo en siguiente post o para evitar solapamientos.

Yo pienso también que en los tintos se aprecia una evolución mayor, mas veloz, pero hay que pensar que el camino a recorrer en este campo en Galicia era mucho mayor que con los blancos donde se hacían ya cositas hace una década o mas. En tintos, hasta las añadas de 2000 en adelante lo poco que hay es puramente testimonial..

De todos modos, si veo mayor "intención" en los tintos y mas conformismo en los blancos. Cuestión, creo, de posicionamiento comercial.

SIBARITASTUR dijo...

Otros informes sobre el evento:

Sibaritastur- A Emocion Dos Viños
Observatorio de Vino- Tui, emoción, ¿y después?
O Viticologo Dos Bagos- a Emoción foi